Trabajos de sondeo, detector de gases y PRL con Buggs Bunny

De crío era fanático de Buggs Bunny… se me caía la baba con escenas que desafiaban cuanto menos los principios básicos de la física … me asemejaba un tipo con todos los recursos del mundo, mucho antes de que llegase MacGyver y sus lanzamisiles atómicos fabricados con canutillos de hilos de costura  …

Recuerdo que, de entre las aventurillas de Buggs, habían algunas que transcurrían en el interior de su claustrofóbica madriguera…

Buggs&Elmer en el túnel

Desde luego, por aquellos años yo no tenía la menor intención a acabarme dedicando a obras subterráneas ni nada que se le pareciese, y nunca pensé en la política de prevención de riesgos laborales que debían tener aquellas hilarantes persecuciones con Elmer, túnel arriba, túnel abajo…

(elipsis… treinta años después…)

Hará unos dieciocho años me llevé un susto de los gordos… me llaman a la oficina y me dicen que el sondista había caído desvanecido y en redondo mientras estaba haciendo un penetro en un sótano… eran unos trabajos para un proyecto de rehabilitación de un edificio de esos históricos del Eixample de Barcelona (creo que la sede del Noticiero Universal)… al pobre chico el CO lo dejó KO (juro que no es un chiste malo, ni bueno tampoco)… afortunadamente la cosa quedó en un susto, pero podría no haber sido así… sabiendo cómo se trabajaba por aquél entonces en casos semejantes (mucha presión por el cliente = “hay que hacerlo como sea” + mucho voluntarismo por parte del personal de obra = “tranki, con que corra un poco el aire, sin problemas”, y política de prevención poco menos que de pega)… lo extraño es que no nos pasaran cosas peores.

El tema me viene a cuento porque los estudios de rehabilitación y de patología son, aún, de lo poco que se salva de la debacle, y trabajar con equipos de reconocimiento muy reducidos, con mucha imaginación, con mucha paciencia, en interiores de locales, va siendo el pan de cada día de un tiempo a esta parte… uno se ve un día de estos haciendo un sondeo al lado de una mesa de operaciones en medio de un quirófano…

sondeos en interiores

La cuestión es que arreglando cosas de PRL me he encontrado con un gadget la mar de interesante para eso de tener (en la medida de lo posible) “controlados” los gases cuando hay que tener una máquina de sondeos operando en interiores… se trata de un detector de gases individual (puede ser CO o el que interese), que se lleva en la solapa tal como el dosímetro de un equipo nuclear… y sale solo por unos 200 gallifantes.

detector de gases

El fabricante es INDSCI, de USA, y cuenta con distribuidor en España.

Desde luego, con un cacharrillo como este, al pobre Elmer o al bueno del coyote no les hubiera pasado según qué desventura con según qué gases…

coyote

Esta entrada fue publicada en geotecnia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.