geomallas y geomateriales… para qué sirven y para qué NO sirven

.
.

Hay cosas que tienen una mala fama inmerecida o están rodeadas de prejuicios… cuanto menos en este país (o cuanto menos, para la gente con la que trabajo): las estabilizaciones con cal… el hacer los estudios geotécnicos por fases (no digamos ya el método observacional)… o el gastar en ensayos de laboratorio (eso ya es harina de otro costal).

Sin embargo, hay otras que parecen el remedio a todos los males (no… no me refiero al SPT… que también, pero hoy no…), como por ejemplo, los gesintéticos, las geomallas, los geotextiles… florituras de la técnica (y en ocasión de la semántica) que parecen indicadas para resolver tanto un roto como un descosido. Y no es que yo les tenga nada en contra… nada más lejos de mi intención asemejar tal cosa… pero es que cuando uno ve que se recomienda un geosintético como la solución al mal comportamiento de un relleno antrópico infraconsolidado (dígase un vertedero) que los suyo es que asiente a peso propio… pues es que ya me da que pensar…

Estando ya todo escrito en este mundo, bien valdría la pena referirse hoy a una “technical letter” del Cuerpo de Ingenieros de la Army de los EEUU, que es de libre distribución (estos militares americanos bien podrían distribuir más de estas cosas y menos de otras), y que nos enseña que las geomallas – aplicadas al diseño de firmes – van pero que muy bien para mejorar la resistencia a cortante de una mala explanada… pero no pensemos que poniendo un plástico nos podemos olvidar de la deformación de la subrasante.


En resumen, la cosa vienen a decir lo que sigue (y traduzco directamente del abstract)…

Los ingenieros continuamente se enfrentan con el mantenimiento y desarrollo de la infraestructura (aquí la llamamos explanada) del pavimento con recursos financieros limitados. El diseño del pavimento y las prácticas tradicionales de construcción requieren materiales de alta calidad para el cumplimiento de las normas de construcción (y sobre todo, diría yo, para el cumplimiento de las expectativas que ponemos en los firmes). En muchas zonas del mundo, no están disponibles o son escasos los materiales de calidad (se entiende que nos referimos a materiales tipo suelos o similares). Debido a estas limitaciones, los ingenieros se ven obligados a buscar alternativas de diseño utilizando los materiales (suelos) disponibles (de mala calidad), ayudándose con productos comerciales (digamos “fabricados”) e innovando en el diseño.

Los geosintéticos son una solución de esta categoría: incluyen una gran variedad de productos (habitualmente compuestos poliméricos) y están diseñados para mejorar los proyectos geotécnicos y de transporte. Los geosintéticos realizan, al menos, una de estas cinco funciones: separación, refuerzo, filtración, drenaje y contención. Una categoría de geosintéticos en particular, las geomallas, ha ganado la aceptación cada vez mayor en la construcción de carreteras. Extensos programas de investigación llevados a cabo por el Centro de Investigación y Desarrollo del Ejército de los EE.UU. (ERDC) y las agencias no militares, han permitido mejorar el diseño y orientar la construcción de pavimentos en los que se incluyen geomallas. Este documento describe el uso de geomallas en los sistemas de pavimento flexible, incluyendo gráficos de diseño, especificaciones de productos, y presenta ciertas recomendaciones para la construcción.

La pregunta… ¿para cuando una instrucción 6.1 I.C. de firmes con algo sobre geomallas?.

P.s. llama la atención de la antefirma del documento… «for the commander»… ualaaaaa…

.

.
Esta entrada ha sido publicada en Uncategorized y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.